Dime cuál es tu propuesta de e-learning y te diré qué tutoría necesitas

Las tareas del tutor se modifican y determinan de acuerdo al proyecto de formación virtual que se implemente, algo que debe definirse a partir de un esmerado análisis de la organización, su entorno, necesidades, alumnos y objetivos. Nancy Piriz (consultora, docente, e investigadora en e-learning) analiza cuatro modelos posibles.

Toda propuesta de e-learning requiere alguna forma de tutoría. Este rol implica múltiples tareas, como orientar el aprendizaje, seleccionar contenidos, diseñar propuestas de trabajo, propiciar el intercambio de conocimientos.etc. Es importante remarcar que sobre la tutoría recae, en gran medida, el éxito del aprendizaje. Sin embargo no todas las propuestas de formación virtual son iguales y por ende, no todos los tutores desarrollan las mismas tareas. Hay diversos modelos de implementación de e-learning. La decisión de elegir uno u otro, dependerá de las realidades organizativas, formativas, prácticas y tecnológicas de cada proyecto de capacitación. También es posible que en una organización se apliquen diversos modelos. Para ejemplificar analicemos algunos modelos posibles y su correlación con la labor tutorial:

Modelo receptivo. Autoestudio con tutoría de seguimiento

• Objetivos: El objetivo de este modelo es brindar de manera efectiva, información a un gran número de participantes con poca intervención tutorial (predominio neo conductista).

• Forma de trabajo: El alumno es conducido a través de los contenidos en forma secuenciada, mediante materiales interactivos, autoasistidos, con ejercitaciones y autoevaluaciones para cada módulo. Es un modelo adecuado para desarrollar habilidades y adquisición de datos y prepara al receptor para incrementar sus capacidades. De recorrido rápido, los contenidos se complementan con imágenes, videos y un trabajo de síntesis sobre los mismos, Hay simplicidad gráfica y de navegación. Se proporciona al cursante libertad para avanzar según su ritmo e intereses. Permite el trabajo de un número ilimitado de cursantes.  Las evaluaciones se realizan mediante el sistema automático del campus.

• Tutoría: La labor del tutor en este modelo, se centra en el diseño instruccional de materiales y guías orientativas. Debe asegurar la “ usabilidad” de toda la propuesta. El tutor realiza un seguimiento indirecto del avance de los cursantes mediante los informes del campus, mesas de ayuda y foros de consulta.  

Modelo guiado. Autoestudio con seguimiento y tutoría reactiva.

• Objetivos: Su objetivo es brindar formación en habilidades más complejas y aplicación de nuevos conceptos. Implica un número medio de participantes con intervención tutorial de  respuesta a consultas personalizada (predominio cognitivista: aprendizaje significativo).

• Forma de trabajo: La propuesta se adapta a la realidad concreta del participante. El contenido y las actividades aseguran el desarrollo de nuevos esquemas de acción. Hay ejercicios y autoevaluaciones durante todo el proceso. Los materiales son autosuficientes con mucha interactividad y caminos alternativos. Se gradúa el avance cumpliendo con actividades obligatorias.

• Tutoría: Hay un seguimiento del avance de los cursantes por el tutor encargado de curso, esto implica comunicarse con el participante para orientarlo y responder consultas personalizadas.  

Modelo de descubrimiento con seguimiento y tutoría proactiva

• Objetivos: Motivar la búsqueda de un conocimiento superior por parte del alumno, asistido por los contenidos y construido a través de la interacción y el debate (predominio constructivista, aprendizaje situado).

• Forma de trabajo: Este modelo se basa en materiales abiertos con actividades de comprensión, aplicación y transferencia. El tutor propone actividades colaborativas de investigación, resolución de casos y problemas. Implica un número menor de estudiantes. Se realizan actividades y evaluaciones que serán supervisadas por el tutor.

• Tutoría: Incorpora la figura de un tutor especializado en la materia y en formación virtual, que propone actividades  y debates, responde a las inquietudes de los cursantes  

Modelo colaborativo 2.0 con tutoría proactiva.

• Objetivos: Motivar al participante como actor y generador de conocimiento (predominio conectivista)

• Forma de trabajo: Este modelo se basa en generar participación e intercambio creativo de los participantes en redes y el desarrollo de entornos personales de aprendizaje e identidad digital, integrando diversos recursos 2.0.La meta es la producción colaborativa en comunidades de aprendizaje.

• Tutoría: El tutor es guía en el uso de nuevos recursos y promotor de propuestas variadas. Su función es motivador y asesor.   Hemos visto entonces cómo, según las propuestas de e-learning que elijamos, las tareas del tutor se modifican y requieren una especial atención. Esto debe definirse a partir de un esmerado análisis de la organización, su entorno, las necesidades de formación detectadas, el perfil de los alumnos y los objetivos que se persigan.  

FUENTE: America Learning & Media

Nancy Piriz es Licenciada en Ciencias de la Educación. Máster en EAAD. Posgraduada en Formación de Formadores en UOC. Ex-gerente de Net-learning. Consultora, docente, e investigadora en e-learning. Ha conducido proyectos en Argentina y diversos países de habla hispana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s