La Orientación en el S.XXI

En una sociedad cada vez más cambiante, es necesario cuestionarse qué aporta la educación y la orientación en el desarrollo organizativo de cualquier escenario educativo, social o productivo para redefinir el perfil y el rol del orientador. En la sociedad plural, heterogénea y cambiante del siglo XXI, la orientación tiene que ser más flexible y comprensiva y el orientador ha de tener un rol de mediador, facilitador y provocador de cambios o transformaciones necesarias para el desarrollo íntegro de la persona y de la sociedad, reconvirtiéndose en un agente de cambio e innovación que facilita y promueve una orientación a lo largo y ancho de la vida, con todas las garantías de calidad y equidad.

Pilar Martínez Clares y Mirian Martínez Juárez.

Departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación.

Universidad de Murcia.

Leer el artículo completo

Anuncios